GALLETAS DE FRESA


El tema de las galletas se me resiste... Siempre que preparo masa de galletas acabo con un montón de cortadores y cachivaches encima de la mesa...


Y al final siempre cambio de idea 2 ó 3  veces y las galletas que acabo haciendo no se parecen en nada a las que pensaba hacer.


Pues bien, estas galletas han surgido de la casualidad... de la casualidad de tener masa recién sacada del congelador, la bandeja de hornear mini cupcakes encima de la mesa y un montón de fresas en la nevera.


Ingredientes galletas
150 gr mantequilla
125 gr de azúcar glas
1 huevo
2 cuch. generosas de miel
400 gr de harina
1 chorrito de leche

Ingredientes relleno
400 gr de fresas
3 hojas de gelatina neutra
4 cuch. de azúcar
1 chorrito de agua


Preparación galletas
- Batimos la mantequilla (que este en pomada) con el azúcar glas hasta que este integrada. Añadimos la miel y el huevo y seguimos batiendo. Vamos echando la harina y amasamos, por último añadimos el chorrito de leche para que no nos quede muy seca la masa.
- Cogemos una bola de masa y la estiramos con el rodillo entre papel film o dos hojas de papel de hornear. Dejamos una fina lámina, intentando que tenga el mismo grosor por todo.
Vamos haciendo el mismo proceso con el resto de la masa.
- Dejamos las láminas en el congelador durante media hora apróximadamente para poder cortar luego las galletas con facilidad.
- Para la forma yo utilicé una bandeja de horno para mini cupcakes. Tenemos que engrasarla bien para que no se peguen nuestras galletas y sea fácil sacarlas una vez horneadas.
- Precalentamos el horno a 150º.
- Sacamos la masa del congelador y cortamos en círculos (si no tenéis cortador podéis utilizar un vaso aunque es más engorroso). Ponemos estos círculos sobre cada hueco de la bandeja de mini cupcakes, empujando el centro hacía abajo para que les quede la forma de cazuelitas.
- Horneamos durante 10-15 minutos. Una vez listas las dejamos enfriar.

Preparación relleno
- Lavamos y cortamos las fresas en dados pequeños. Las ponemos en un cazo con un chorrito de agua y el azúcar y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos cocinar lentamente durante unos 5 minutos. Los trozos de fresa se habrán deshecho casi por completo y quedará una confitura.
- Añadimos las láminas de gelatina y apagamos el fuego. Removemos bien hasta que la gelatina este completamente disuelta.
- Sin dejar enfriar, vertemos la confitura de fresa sobre el centro de las galletas. Dejamos reposar hasta que la gelatina se endurezca.


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

11 comentarios :

  1. Te han quedado geniales, una monada. Y seguro que están riquísimas!! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Mmhh..que buenas tienen que estar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una delicia de galletas, además de vistosas y coloridas.
    Bsts

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado super, super. Si las hago yo seguro que no sale ni una parecida a la otra. Felicidades por tan bonito y buen trabajo. Bss

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. jejeje Gracias! ya me contarás como te quedan!

      Eliminar
  6. Que bonitas!! Debe dar pena comerlas!!

    ResponderEliminar