PASTILLO DE CALABAZA DE ARAGÓN



Hoy traigo una receta muy especial... Una receta de mi tierra, Aragón, pastillo de calabaza! Se trata de una masa seca que envuelve una capa de calabaza especiada y cubierta de azúcar, un dulce de esos que empiezas a comer y no puedes parar!!
 



Ya se que no hago muchas recetas tradicionales... No, lo mío no es el cocido y el guiso... Tengo que confesar que nunca he guisado unas lentejas... Es así no os voy a engañar! Pero esta tenía ganas de hacerla porque no es nada conocida, he rastreado la red en busca de recetas y apenas hay cuatro.
 



Y es que los aragoneses no nos sabemos vender!! De nuestra cocina solo se conoce el ternasco y la trufa! Con la de maravillas que tenemos!! Así que os dejo con esta receta a ver si os gusta.
 



INGREDIENTES
300 gr de harina blanca
100 ml de leche
100 ml de aceite de oliva
1/2 cuch. de bicarbonato
PARA EL RELLENO
500 gr de calabaza
4 cucharadas soperas de azúcar (al gusto)
1/2 cucharada de canela
1 pizca de sal
1 pizca de nuez moscada
1 pizca de jengibre en polvo
1 pinza de clavo molido
También necesitaremos aceite de oliva y azúcar para poner por encima




PREPARACIÓN
- Primero preparamos la calabaza: La podemos utilizar asada (en puré) o sin asar cortada a láminas. Yo prefiero la primera opción, así nos podemos olvidar de que se cocine la parte de dentro y nos podemos centrar en el horneado de la masa. Tanto como si elegimos la primera como la segunda opción el procedimiento es el mismo: Mezclaremos la calabaza con el resto de ingredientes del relleno, es decir, con las especias y el azúcar. En cuanto a las especias, la fundamental es la canela, el resto son opcionales.

- Ahora prepararemos la masa: En un bol, mezclamos la harina con el bicarbonato. Ponemos a calentar el aceite de oliva y antes de que llegue a hervir lo mezclamos con la leche y retiramos del fuego. Vertemos la harina sobre el liquido poco a poco, removiendo sin parar. Cuando la masa vaya tomando forma la ponemos en una superficie lisa y amasamos hasta integrar toda la harina.
Dejamos reposar la masa media hora.

- Estiramos la masa hasta que quede lo más fino posible y le damos forma circular (yo lo hice en 2 veces, para hacer dos pastillos pequeños) y ponemos el relleno en una de las mitades del circulo. Lo cerramos como si fuese un calzone, es decir, lo doblamos por la mitad y juntamos los bordes.

- Pintamos con aceite de oliva por encima y espolvoreamos con azúcar.

- Horneamos durante 40 minutos a 180º

*Es conveniente pinchar la masa antes de ponerla al horno (a mi se me olvido) para que no se hinche y haga bolsa.




 Como siempre, os recuerdo que me podéis seguir en Facebook y en Instagram, y así no os perdéis ninguna novedad!! Y próximamente... Novedades!!


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

4 comentarios :