ALBÓNDIGAS CON SALSA DE ALMENDRAS

 

Lo sé, últimamente me ha dado por las albóndigas... Pero es que con eso de que están de moda he re-descubierto de nuevo este gran plato y además están buenísimas!


Después de enseñaros mi BOCADILLO DE ALBONDIGAS, os traigo un plato más clásico, albóndigas con salsa de almendras, aunque aviso a los de la dieta... Esta receta NO es para vosotros! Es de las que te comes una barra de pan untando en la salsa!!


Se trata de una receta muy fácil, lo único que  tenemos que hacer para conseguir un resultado excelente es conseguir una carne picada de calidad, macerar la carne correctamente (y dejar un día macerando en la nevera) y hacer  mucha, mucha salsa!!


INGREDIENTES
 
Para las albóndigas:
 
200 gr de carne de ternera picada
200 gr de carne de cerdo picada
1 huevo
1 ajo
Perejil
Sal
Pimienta
1 cuch. de leche
1 cuch. de coñac trufado (opcional)
Pan rallado
Harina para rebozar
Aceite para freír las albóndigas
 
Para la salsa:
 
1 puñado de almendras tostadas
2 rebanadas de pan
1 ajo
Perejil
1 vaso de vino blanco
1 vaso de agua
Aceite de oliva
Sal


PREPARACION
 
El primer paso para prepara la receta es preparar la carne para hacer luego las albóndigas, para ello
tenemos que poner toda la carne en un bol con el resto de los
ingredientes: 1 ajo machacado, el huevo batido, pan rallado, la leche, el coñac trufado, perejil picado, un poco de leche y por último sal y pimienta para sazonar. Mezclamos bien todos estos ingredientes y lo tapamos con papel film (pegado a la carne, para que el aire no reseque la parte superior) y dejamos un día entero en la nevera macerando (si no tenemos tiempo bastaría con una hora, pero mejor si lo dejamos un día entero).
 
Una vez haya reposado la carne con el resto de ingredientes, hacemos bolas y las rebozamos en harina (para ayudarnos en este paso y que no se nos quede la carne pegada a las manos podemos ponernos un poco de harina en las manos).
 
Freímos las albóndigas en una sartén con abundante aceite de oliva y reservamos en una cazuela (que luego utilizaremos para cocinar las albóndigas con la salsa). En la misma sartén en la que hemos frito las albóndigas prepararemos la salsa.
Para preparar la salsa, en primer lugar pelaremos las almendras tostadas y las reservamos.

En la misma sartén que hemos frito las albóndigas, freímos las rebanadas de pan y cuando comiencen a tostarse las sacamos de la sartén y reservamos.

Salteamos el ajo, y las almendras y echamos un chorrito de vino blanco. Añadimos el pan y el perejil picado y trituramos bien.


Añadimos sal y pimienta y lo ponemos en la cazuela con las albóndigas, añadimos el resto del vino blanco y el agua y removemos con cuidado (que no se rompan las albóndigas) para que se mezcle todo. Cocinamos durante 10 minutos a fuego lento.
 
Este plato lo podemos dejar preparado de un día para otro y aun esta más bueno todavía.


Como siempre os recuerdo que me podéis encontrar en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST, así no os perderéis ninguna de mis recetas, os espero!




Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

10 comentarios :

  1. Quiero! Que ricas con esa salsa tan buena. Como las albóndigas no hay nada. No conozco a nadie que no le gusten.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Natalia, a todo el mundo le gustan!!

      Eliminar
  2. Te han quedado especialmente bonitas y con esa salsa tienen que estar de muerte.

    ResponderEliminar
  3. Yo también quiero!!! La salsa me pierde.... Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hay al esta receta la preparaba mi madre, se parecía un montón! La voy a probar a ver di me sale!

    ResponderEliminar