PAN DE CENTENO


Como ya os comente en las primera entrada del año, este año voy a intentar hacer alguna receta más sana, no solo podemos alimentarnos de pasta, arroz y cupcakes!! Y que mejor que empezar con el pan, un alimento que comemos todos los días. La receta original es del blog "Directo al Paladar", página que me encanta, la consulto muy a menudo.


El pan de centeno se ha puesto muy de moda últimamente, pero en la antigüedad ya se consumía este cereal entre las clases menos pudientes. Se dejo de utilizar durante bastante tiempo para elaborar pan o repostería, ya que se preferían las harinas blancas, pero se ha demostrado su valor nutricional (es rico en calcio, fosforo y carbohidratos) y de nuevo es cada vez mas utilizada.


INGREDIENTES (2 barras medianas)
300 gr de harina de trigo
100 gr de harina de trigo integral
175 gr de harina de centeno integral
2 cucharaditas de levadura seca de panadería
1 cucharadita de sal
2 ó 3 cucharadas de semillas de amapola
1 cucharada de miel
100 ml de leche
300 ml de agua


PREPARACIÓN

En un bol mezclamos la leche con el agua y lo calentamos en el microondas, hasta que este templado. Añadimos la miel y removemos hasta que se mezcle bien.
En otro bol mezclamos las harinas, con las semillas de amapola, la sal y la levadura.
Vamos mezclando las harinas con el líquido, poco a poco mientras vamos removiendo, tenemos que tener cuidado que no quede demasiado líquido o demasiado seco (en estos casos tendremos que ajustar con más harina o más agua), tendrá que quedar una masa ligeramente pegajosa.
Dejamos reposar la masa tapada con un trapo durante 30 minutos como mínimo.
En una superficie lista con un poco de harina, amasamos durante unos minutos, hasta que quede una masa elástica y homogénea. Lo volvemos a tapar en un bol y dejamos reposar hasta que doble su tamaño (dependerá del clima de cada cocina, en la mía con un par de horas me bastó).
Una vez haya subido lo amasamos de nuevo ligeramente y le damos la forma deseada, de barra como he hecho yo o de hogaza, panecillo, etc. Ponemos sobre la bandeja de hornear (engrasada o con papel de hornear) y dejamos reposar de nuevo hasta que aumente de tamaño, tapado con un trapo.
Horneamos durante 45 - 50 minutos a 200º. Para saber si esta listo el pan, tenemos que golpearlo, si suena hueco estará listo.


Por último solo me queda recordaros que si no os queréis perder ninguna de mis recetas y novedades, me podéis encontrar en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST, os espero!!


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

8 comentarios :

  1. Con lo que me gusta a mi el pan casero y me enseñas a estas horas estas barras tan estupendas, quien las tuviera a mano ahora mismo, me parece una miga ideal para untar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pinta increíble, nosotr@s siempre compramos este pan es el que más nos gusta y ver cómo se hace, es toda una sorpresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esta delicioso, a mi me encanta!

      Eliminar
  3. Menuda pinta tiene y debe de estar riquisimo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Buenas!
    Yo también tenía pendiente esta receta ;). Ya que lo has probado, ¿Te parece muy denso? Imagino que no porque lleva menos centeno proporcionalmente... Me gustan las texturas de pan normal pero con ese gustillo de centeno

    Gracias!
    Un abrazo
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, es un pan de miga densa, pero al mezclar las harinas un poco más suave de lo habitual pero manteniendo el sabor del centeno. Saludos

      Eliminar