RISOTTO DE BROCOLI


Os tengo que confesar que nunca había probado el brócoli... Nunca lo había comido ni cocinado, por eso creo que había un poco de "escepticismo" en casa cuando me vieron aparecer con el brócoli toda convencida: "Que voy a hacer un arroz". Pero al final no se si fue la suerte del principiante o qué, pero me salió estupendo!!


Al usar caldo de verduras y vegetales, me quedo mucho más ligero que otros risottos que he hecho, como el de espárragos trigueros y jamon o de bacon y champiñones, que al llevar caldo de carne y más contenido llenan mucho más. Esta es una receta mucho más sana y más apropiada si queremos cuidar la línea, que parece que ahora después de las Navidades es lo que esta "de moda".


INGREDIENTES (4 pers)
 
400 gr de arroz (mejor si es arborio o otra variedad especifica para risottos)
1 litro de caldo vegetal
1/2 cebolla
1 ajo
1 brócoli
1 vaso de vino blanco o cerveza
1 cucharada de mantequilla
Queso grana padano o parmesano
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Trufa negra melanosporum (opcional)
 

PREPARACIÓN

Para empezar necesitamos un una sartén grande o cazuela baja, en ella pondremos un chorrito de aceite de oliva y la ponemos a fuego medio. Añadimos el ajo, la cebolla y el brócoli, todo picado y dejamos que caramelice durante unos minutos.
 
Añadimos sal y pimienta y mientras se cocina añadimos la nuez de mantequilla.
 
Una vez que veamos que las verduras empiezan a estar cocinadas, añadimos el vaso de vino o cerveza y dejamos reducir a fuego alto.
 
Añadimos el arroz y lo tostamos unos minutos en la sartén para que absorba bien todo el sabor de las verduras.
 
Tenemos preparado el caldo vegetal al lado, tendrá que estar caliente. Vamos añadiendo caldo hasta que cubra todo el arroz y mantenemos a fuego medio-alto unos minutos. Tendremos que ir añadiendo caldo según lo vaya absorbiendo el arroz durante toda la cocción.
 
Es importante que durante toda la cocción no dejemos de remover en ningún momento ya que así el arroz va soltando el almidón y esto es lo que hace que quede cremoso el risotto.
 
Un poco antes de que este listo el arroz rallamos un poco de queso por encima y removemos, para que se funda.
 
Cuando notemos que el arroz esta cocido pero todavía se mantiene al dente, apagaremos el fuego y añadiremos caldo hasta que cubra de nuevo todo el arroz. Aunque hayamos apagado el fuego, el arroz se seguirá cocinando unos minutos más por el calor residual, por ello es importante añadir más caldo, para que no quede seco, sino que quede caldoso.
 
Una vez en el plato, espolvoreamos un poco de pimienta por encima y unas laminas de queso parmesano o grana padano.


También podéis aderezar este plato con unas láminas de trufa negra melanosporum, le da mucho sabor y un toque muy distinto. La trufa va muy bien con estos arroces de verduras o quesos.


No os olvidéis de que me podéis encontrar en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST, os espero!!


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

2 comentarios :

  1. Ya se como puedo engañar en casa a la gente para que se coman por fin el brócoli!!! Ja ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja si que es verdad que es un buen método!

      Eliminar