GALLETAS RELLENAS DE CREMA DE LIMÓN


Hoy toca galletas, ya hace tiempo que no sacaba los cortadores del cajón... Y es que no son mi fuerte las galletas, aunque estas están deliciosas!! Y no lo digo yo, lo dicen los que las probaron porque me despiste un momento y no quedo ni una!! Así que me quede sin probarlas...

 
Se trata de unas galletas de mantequilla muy fáciles de hacer, con un relleno de crema de queso de untar, nata y limón. El relleno también se puede hacer con una crema de mantequilla (tipo buttercream) si queremos que se conserven durante más tiempo, en mi caso como duraron un suspiro no hubo problema.
 
 
Con la receta que os explico a continuación, salen un montón de galletas, pero lo bueno de esta masa es que podéis guardarla en el congelador si no queréis usarla toda. Cuando la queráis utilizar solo la tenéis que sacar de la nevera un par de horas antes y estará como recién hecha. Incluso se puede guardar en forma de tubo alargado, de esta forma si queremos hacer galletas y tenemos poco tiempo, solo tenemos que sacar del congelador y cortar rodajas con un cuchillo bien afilado (como si de un chorizo se tratase) y ponerlas al horno... En 20 minutos podemos tener unas galletas recién hechas.


INGREDIENTES GALLETAS
 
200 gr de mantequilla a temp. ambiente
200 gr de azúcar blanco
1 huevo
Ralladura de 1 limón
400 gr de harina
 
INGREDIENTES CREMA
 
200 ml de nata para montar
150 gr de queso crema
Ralladura de 1 limón
Un chorrito de zumo de limón
100 gr de azúcar glas
Colorante amarillo


PREPARACIÓN

Ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar y lo batimos con la batidora o el robot durante unos minutos, hasta que ambos ingredientes estén completamente integrados.
 
Añadimos el huevo y la ralladura de limón y seguimos batiendo.
 
Vamos añadiendo la harina poco a poco, sin dejar de batir. Tiene que quedar una masa que no se peque a las manos pero que tampoco quede muy dura, no queremos una piedra. La última parte del amasado la tendremos que hacer sobre una superficie lisa y a mano.
 
Una vez amasada la masa, la dejaremos reposar media hora en la nevera, en un bol tapada con papel film.
 
Después cogemos una parte de la masa y la estiramos con un rodillo. Para que nos quede con el mismo grosor en todas las zonas, tenemos que hacernos con dos tablillas o railes de madera, del grosor deseado para las galletas. Ponemos las tablillas a cada lado de la masa y pasamos el rodillo.
 
Cortamos las galletas con el cortador que elijamos y las pasamos de nuevo al congelador, unos 30 minutos. De esta manera no perderán la forma cuando las pongamos en el horno.
 
Horneamos a 180º durante 10 - 15 minutos, hasta que empiecen a estar doradas. Después dejaremos que se enfríen sobre una rejilla.
 
La preparación de la crema es muy sencilla, solo tenemos que poner todos los ingredientes (menos el colorante) en un bol y batir con las varillas eléctricas o robot de cocina hasta que monte la nata y quede una crema consistente. Es importante que todos los ingredientes estén muy fríos para que monte bien. Por último pondremos el colorante amarillo (en gel), lo haremos poco a poco, vamos añadiendo el colorante y removemos, repetimos el proceso hasta obtener el tono que queramos.
 
Pasamos la crema a una manga pastelera y rellenamos las galletas, para ello ponemos un poco de crema en el centro de la galleta, dejando los bordes libres, ya que cuando lo unamos con la otra galleta la crema de expande.


No soy una gran especialista en galletas, de hecho hace tiempo que deje de intentarlo con las famosas galletas decoradas con glasa, lo he intentando, os lo prometo... Pero no hay manera, sin embargo tengo un par de recetas que siempre que las hago triunfo como las GALLETAS INTEGRALES (tipo Digestive), GALLETAS DE JENGIBRE (deliciosas y no hace falta que sea navidad para prepararlas!) y mis favoritas, las GALLETAS DE MIEL.


 No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!!


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

18 comentarios :

  1. Deliciosas! Te han quedado espectaculares. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Con lo que me gusta el sabor a limón esas galletas tienen que ser una delicia. Me lo apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el limón seguro que te encantan las galletas!

      Eliminar
  3. Que chulas te han quedado, tienen que estar muy ricas.Besos de Bea y Mara

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las galletas y me quedo con tu idea para el relleno, parece muy interesante!

    ResponderEliminar
  5. Soy fan de las galletas de limón y al ver estas se me hace la boca agua! Me guardo tu receta!!! :)

    Alejandra http://www.cookingwithkiwi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. No se que podría hacer para merecer una, ¡¡están tan tentadoras!!
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  7. No me extraña que no durasen tenían que estar para morirse!!!! Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. Pero que galletas tan deliciosas! Me encantaron al igual que tu blog, por aqui me quedo de seguidora, saludos!

    ResponderEliminar
  9. si no se terminan se refrigeran para que no se hechen a perder? (por lo del relleno de crema)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Daniela, si vas a guardar las galletas durante varios días mejor en la nevera. Besines

      Eliminar