VASITOS DE MOUSSE DE LIMÓN


Nueva receta ideal para el verano, de fácil preparación y sin horno (ya sabéis que mi novio a empezado una cruzada anti horno hasta que acabe el verano...), solo necesitamos una batidora de varillas y una nevera para enfriar. Se trata de unos vasitos de mousse de queso con lemon curd y unas almendras crocantis por encima, ideales para estos días de tanta calor e incluso los podemos llevar de picnic, en lugar de ponerlos en vasos los ponemos en tarros pequeños cerrados con tape y a la nevera portátil!! Seremos la envidia de la playa!!


Para esta receta he utilizado el LEMON CURD que preparé el otro día (hacer clic en el nombre y os llevará a la receta) y como es una crema muy muy muy dulce he hecho la mousse de queso crema con poco azúcar, para que se note más el contraste. Por último he puesto unas almendras crocanti por encima, aunque si no tenéis podéis poner un poco de ralladura de limón, unos trozos de galletas o incluso unos peta-zetas.




INGREDIENTES
1 tarro de lemon curd
200 ml de nata para montar
50 gr de azúcar blanco
150 gr de queso crema de untar (tipo philadelphia)
1/2 vasito de leche
2 hojas de gelatina neutra
almendras crocanti (para decorar)



PREPARACIÓN

Ponemos el lemon curd en la parte inferior de los vasos, es muy dulce y tiene un sabor muy intenso, así que tampoco hemos de poner demasiado. Dejamos los vasitos en la nevera mientras preparamos el resto.
Ponemos en agua fría las láminas de gelatina para que se hidraten. Mientras tanto calentamos un poco de leche (medio vasito) en el microondas. Una vez la gelatina haya perdido la rigidez y este blandita, la escurrimos bien y la ponemos en el vaso de leche caliente. Mezclamos bien hasta que la gelatina se haya disuelto, es importante que no quede ningún trocito entero.
En un bol batimos con varillas, robot o KA la nata, el queso crema y el azúcar (todos estos ingredientes tendrán que estar muy fríos. Batimos hasta que la nata haya montado bastante, y entonces vamos añadiendo poco a poco la leche con gelatina. Mezclamos con la ayuda de una lengua de silicona, con cuidado de que no se nos baje la nata.
Pasamos la mezcla a una manga pastelera y la repartimos en los vasitos que hemos guardado anteriormente en la nevera con el lemon curd.
Dejamos reposar de nuevo en la nevera un mínimo de 2 horas (la gelatina cuajará con el frio y le dará más consistencia).
Cuando vayamos a servir echamos por encima el crocanti, galletas, petazetas, etc...



En el INDICE del blog podéis encontrar muchas más recetas veraniegas y sin horno como esta, por ejemplo tenemos la TARTA DE MOUSSE DE YOGURT Y FRESAS que además de sencilla es muy vistosa, sorprenderemos a nuestros invitados!!!




 No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER.



Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

9 comentarios :

  1. es cierto que ahora en verano apetece comida fresquita y sin horno, y las postres en vasito son una opción ideal!!

    ResponderEliminar
  2. Lo dicho, tentadores y deliciosos!!! me los apunto...me encantan y el crocante creo que le va de maravilla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos!! Y deben estar muy ricos... Me llevó uno!

    ResponderEliminar
  4. Yo también quiero uno jajajjaa una pinta estupenda, así fríos para el verano son el mejor postre

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los postres individuales, quedan genial y así te los puedes llevar a un picnic o incluso a la playa, una idea genial

    ResponderEliminar