CARACOLAS DE MANZANA




Este verano lo estoy pasando fatal... Necesito encender el horno ya!!! Se me están acabando las ideas, no puedo seguir cocinando sin horno!!! Ya os he contado en las últimas entradas que mi novio me ha precintado el horno hasta que pasen los calores veraniegos, al principio le di la razón, no podemos estar a 40º dentro del piso... Pero es que no puedo más, necesito encender mi horno!!!




Y ayer sucedió... Él estaba dormido y solo fueron 5 minutos pero conseguí hornear!!! Para cuando mi novio se despertó ya estaban encima de la mesa estas deliciosas caracolas de pasta brik o filo rellenas de manzana caramelizada, y claro no se pudo enfadar, nadie se puede enfadar en una cocina que huele a manzana y canela...



Así que os dejo con la receta para preparar estas deliciosas caracolas, se hacen rápido y solo necesitan unos pocos minutos de horneado, que os prometo, valen la pena, aunque luego tengáis que poner el ventilador a tope!! Y es que la manzana cocinada con canela les gusta a todo el mundo, no conozco a nadie que se pueda resistir, y combinada con la pasta brik que es muy ligera lo hace un postre ideal para el verano, ya que no es nada pesado.




INGREDIENTES (4 caracolas)
2 manzanas grandes
1 nuez de mantequilla
100 gr de azúcar moreno
1/2 cucharadita de canela
4 láminas de masa filo o brik
Mantequilla (para pintar la masa)
Azúcar glas (para espolvorear por encima)




PREPARACIÓN

Vamos a empezar preparando el relleno, pelamos y cortamos las manzanas en dados muy pequeños. Las ponemos en un cazo o olla pequeña junto al azúcar moreno y la mantequilla y salteamos a fuego medio-fuerte, con cuidado de que no se nos agarre, durante unos 5 minutos. Por último añadimos la canela y removemos.
Para hacer las caracolas hemos de tener un bol con mantequilla completamente derretida y un pincel al lado ya que la masa filo se seca enseguida y mientras trabajamos con ella hemos de ir pintando las láminas con mantequilla.
Extendemos una lámina y pintamos los 4 lados con mantequilla y un poco por el resto (tampoco hay que pintarla por completo si no nos quedará demasiado grasa). Ponemos la manzana caramelizada en uno de los extremos, a lo largo de todo el lado. Enrollamos como si fuese un cigarro y sellamos bien para que no se despegue. Hemos de dejar la manzana un poco suelta, no hay que apretar la masa porque si queda muy tensa se nos romperá. Por último hemos de hacer las caracolas como si de una espiral se tratase.




Pintamos las caracolas con la mantequilla derretida.
Horneamos durante 5 minutos a 200º vigilando en todo momento que no se nos queme la masa filo ya que se cocina enseguida.
Espolvoreamos con azúcar glas por encima.
Se puede comer frio pero a mi personalmente me gusta más templado, poco después de sacarlo del horno.




La pasta filo es algo delicada para trabajar con ella pero una vez que le coges el truco ya no se resiste. En el blog podéis encontrar otras recetas con este ingrediente como los TRIANGULOS DE PERA Y GORGONZOLA o las CESTAS DE CREMA DE MEJILLONES, recetas muy originales que conseguimos gracias a la versatilidad de la masa filo.





No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER.

Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

4 comentarios :

  1. tienen que estar buenísimas!! me han encantado. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Ya estoy deseando encender el horno.... Además el olor a manzana y canela.... Mmmmh!!!

    ResponderEliminar