BERENJENAS A LA PARMESANA



Me encanta la berenjena, si seguís el blog ya os habréis dado cuenta de que publico muchas recetas con este ingrediente pero es que me gusta porque es una verdura muy versátil, se puede cocinar de muchas maneras. Es un fruto muy apreciado en las dietas de adelgazamiento ya que además de su gran contenido en agua no tienen grasas y son ricas en vitaminas y antioxidantes.
 Hoy preparamos con este delicioso ingrediente un plato típico italiano, PARMIGIANA DI MELANZANE o berenjenas a la parmesana.



El origen de esta hortaliza es asiático, se cree que su cultivo comenzó en la zona de India y China, fueron los comerciantes árabes quien dieron a conocer la berenjena primero a África y luego a los países mediterráneos. Aunque no como una verdura comestible sino como una flor ornamental y exótica, ya que se creía que su fruto era tóxico y que causaba locura y fiebres, así que paso mucho tiempo hasta que en el siglo XV comenzó a ser utilizada como un ingrediente en la cocina. Otro uso que se le ha dado a la berenjena es como remedio para las quemaduras y otros problemas de la piel.




Esta falsa creencia quizá se extendió porque la berenjena no es un producto difícil de tratar culinariamente debido a su amargor, hay que saber como tratarla para eliminar este sabor antes de cocinarla ya que si no puede (además de estropearnos el plato) crear problemas digestivos. Es muy importante cocinar las berenjenas, no es un fruto que se pueda comer crudo ya que contiene alcaloides que pueden provocar migrañas.




INGREDIENTES (4 personas)
4 berenjenas medianas
Salsa de tomate
250 gr de queso mozzarella (mejor fresca)
50 gr de queso parmesano rallado
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Orégano
Pimienta
Albahaca




PREPARACIÓN

En primer lugar hemos de preparar las berenjenas, para ello hemos de lavarlas y sin quitar la piel hay que cortar en rodajas de 1 dedo de grosor aproximadamente. Las ponemos en un escurridor y echamos sal por encima. Las dejamos reposar durante 1 hora aproximadamente, con esto conseguiremos que expulsen el liquido amargo del interior. Pasado este tiempo las escurrimos bien, las lavamos de nuevo con abundante agua y las secamos con papel absorbente.

Ponemos a calentar una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de oliva y mientras sazonamos las rodajas de berenjena con sal, pimienta, albahaca y orégano. Cocinamos las rodajas por los dos lados durante unos minutos y reservamos.

En un recipiente apto para horno vamos a montar el plato. Para ello hemos de tener el queso mozarella cortado en rodajas, el queso parmesano rallado y la salsa de tomate preparada. Es importante utilizar una salsa de tomate sabrosa, mejor si es casera y si es de compra la podemos enriquecer con un ajo pochado y un poco de oregano.

Untamos toda la superficie de recipiente de horno con salsa de tomate y después vamos intercalando las capas, primero berenjena, después queso mozarella y un poco de parmesano, volvemos a poner salsa de tomate y repetimos de nuevo la operación: berenjena, mozarella, parmesano y salsa de tomate. En la última capa pondremos queso por encima.

Ponemos en el horno unos 20 minutos a 180º y los últimos 5 minutos ponemos el grill para que se tueste por arriba.




En el blog podéis encontrar otras deliciosas recetas con la berenjena como ingrediente principal como por ejemplo el CAVIAR DE BERENJENA CON QUESO DE CABRA, o el PATÉ VEGANO DE BERENJENAS.
 



No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER.


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

2 comentarios :

  1. Muy interesante la parte en la que explicas como quitar el amargor, me lo voy a apuntar porque hay veces que se nota muchísimo, gracias!

    ResponderEliminar