MINI ESTONIAN KRINGLE DE NUECES



La primera receta dulce del año, unos mini estonian kringle de nueces y canela!! Me encantan este tipo de bollos y son más fáciles de hacer que cualquier otro tipo de brioche. Suelo regalar este tipo de dulces y siempre triunfo, da igual que lo haga de chocolate, de frutos secos, de pasas... Siempre son un éxito!! 



Hacer el trenzado es muy sencillo, en el siguiente enlace podéis ver un paso a paso con fotos para que os resulte más fácil, además esta técnica la podéis utilizar para trenzar brioches de todo tipo, como trenzas si lo dejamos alargado.




INGREDIENTES PARA LA MASA
 
120 ml de leche
25 gr de miel
30 gr de mantequilla
1 yema de huevo
15 gr de levadura fresca de panadería
300 gr de harina
1 pizca de sal
INGREDIENTES RELLENO
 
60 gr de mantequilla
80 gr de azúcar moreno
1 cucharada de canela en polvo
1/2  cucharadita de nuez moscada
  80gr de nueces 


PREPARACIÓN

Comenzamos amasando los ingredientes del brioche, para ello podemos hacerlo a mano o con robot de cocina (amasadora, KA, etc.), en un bol ponemos la harina con la pizca de sal y hacemos un hueco en medio, aquí iremos añadiendo el resto de los ingredientes. 

Calentamos la leche y deshacemos la levadura, una vez estén bien mezclados los añadimos a la harina. Añadimos también la yema de huevo, la miel y la mantequilla a temperatura ambiente. 

Ahora tenemos que amasar (como os he indicado antes se puede hacer a mano o con robot) durante 10 minutos, hasta que quede una masa elástica y con todos los ingredientes integrados.
Haremos una bola con la masa y la dejaremos reposar durante 1 hora, en un bol tapado con papel film.

Mientras repasa la masa podemos preparar el relleno, batimos la mantequilla (que deberá estar a temperatura ambiente, con el azúcar moreno y la canela y la nuez moscada, hasta que quede una pasta. Añadimos las nueces picadas.

Una vez haya levado la masa la dividimos en 6 partes iguales,  estiramos cada una de las partes haciendo rectangulos de 15 x 10 cm apróximadamente. 

Extendemos el relleno sobre los rectangulos de masa. Enrollamos cada uno de los rectangulos y cortamos el churro por la mitad. Trenzamos hasta juntar los dos extremos y enrollamos como si fuese una espiral. 

Dejamos reposar 30 minutos.

Horneamos durante 15 minutos a 180º.




Como os he comentado esta es una receta que utilizo mucho porque a la gente le encanta y una vez que la has hecho un par de veces ya queda perfecta, algunas variaciones que podéis encontrar en el blog son el ESTONIAN KRINGLE CLÁSICO o la TRENZA DE CHOCOLATE




No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER.




Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

1 comentarios :

  1. Preciosos y si son para regalar, todo un detalle que sabrán apreciar.
    Bss

    ResponderEliminar