PIZZA DE PATATA Y ROMERO



Hoy nos vamos de viaje a Italia con esta pizza muy típica del país pero poco conocida fuera de sus fronteras, es la pizza de patata.
Esta pizza me ha traído muchos recuerdos... Es curioso como a veces la comida a través de los sabores y los olores nos puede transportar en el tiempo, llevarnos a recuerdos que teníamos súper lejanos... A mi me ha pasado con esta pizza!! Podría decirse que la pizza me ha hecho poner melancólica... Me ha hecho recordar el momento exacto en el que probé este plato, me he sentido de nuevo en Roma, en el (súper sucio) barrio de San Lorenzo, con un sol abrasador, unos añitos menos y ninguna preocupación!!!




Y después de este ataque de nostalgia volvamos a la receta... Es fácil de preparar, apta para vegetarianos y con el extra de la masa casera!! Os animo a que probéis esta receta de la masa porque es súper fácil de preparar y quedaréis como auténticos chefs italianos. Además con el toque de romero que la hace irresistible.



INGREDIENTES MASA
150 gr de harina integral
100 gr de harina blanca
150 ml de agua tibia
1 pizca de sal
1 chorrito de aceite de oliva
2 sobres de gasificante
1 cucharadita de levadura química (royal)

INGREDIENTES PIZZA
200 gr de queso mozarella (fresca)
100 gr de parmesano rallado
2 patatas
Aceite de oliva
Romero
Sal
Pimienta




PREPARACIÓN MASA DE PIZZA
Para preparar la base de la pizza pondremos en un bol las harinas, el gasificante, la sal y una pizca de sal y lo mezclaremos bien. Añadimos un chorrito de aceite de oliva y hacemos un hueco en el centro de los ingredientes. Vertemos el agua en este agujero y vamos mezclando con los ingredientes secos. Cuando estén los ingredientes mezclados, pasamos a una superficie lisa enharinada y amasamos
brevemente para darle tensión a la masa y que quede elástica.
Una vez amasada la dejamos reposar en un bol, tapada con un trapo húmedo, a temperatura ambiente (mejor si el ambiente es cálido). Tenemos que dejar que aumente su tamaño, al menos 30 minutos, aunque es mejor si lo podemos dejar durante 2 ó 3 horas.
Una vez haya reposado la masa, la tendremos que estirar. Al principio puede costar un poco porque es una masa que se retrae, es decir, cada vez que la estiremos volverá al estado anterior, pero a base de darle con el rodillo conseguiremos una base lisa y fina.




PREPARACIÓN DE LA PIZZA
Lavamos las patatas (no les quitamos la piel) y las cortamos en rodajas lo más finas posibles, con una mandolina o un cuchillo bien afilado. Ponemos las patatas en un bol y las aliñamos con aceite de oliva, sal, pimienta y romero, removemos para que se mezcle bien.
Estiramos la masa de la piza y ponemos por encima los quesos. Colocamos sobre el queso las patatas y salpimentamos de nuevo.
Horneamos durante 15 minutos a 200º.




Una vez que dominas la técnica para preparar la masa de la pizza te costará menos de 5 minutos preparar la base y cualquier día será perfecto para preparar una deliciosa pizza casera. En el blog podéis encontrar varias recetas de pizzas caseras como por ejemplo la PIZZA BIANCA CON TRUFA NEGRA, una receta muy lujosa para darnos un capricho. Otra opción que les va a gustar a los vegetarianos es la PIZZA DE ROMESCU Y AJOS TIERNOS, una receta súper original. Ya no tenemos escusa para preparar unas pizzas caseras súper originales y sanas.




No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER


Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

2 comentarios :

  1. Pues yo no la he probado nunca de patata, no sabía que era muy conocida allí! Me lo apunto :) Un beso

    ResponderEliminar
  2. Suena fenomenal! La tengo que probar!
    Un beso! :)

    ResponderEliminar