POLLO RELLENO DE SETAS #ConCalcooklatoresmasfacil



Hoy os voy a contar un problema que tengo a la hora de cocinar... Calcular las cantidades de los ingredientes! No se si os pasa a vosotr@s también pero yo soy un desastre. 
Siempre me parece que va a faltar comida y acabo haciendo tanta cantidad que podría dar de comer a un cuartel militar. Lo peor de todo es que al hacer tanta cantidad siempre se acaban quedando sobras por la nevera que acabas tirando y no esta bien ir malgastando la comida. 




¡¡Por fin tengo la solución!! Se acabó el malgastar comida y hacer espaguetis como para una boda cuando estamos tres personas para comer... Gallina Blanca ha creado la herramienta definitiva! El Calcooklator!!! Solo hay que elegir la receta y poner el número de comensales, el programa ya se encarga de calcular todos los ingredientes.

He probado con la receta de este pollo relleno de setas, pasas y piñones acompañado de un delicioso puré de brócoli cocinado con Caldo de pollo Avecrem... Entre que estaba muy rico y que las cantidades eran las justas, no sobró nada!!




INGREDIENTES (4 Personas)

4 pechugas (pequeñas) de pollo
800 gr de coliflor
200 gr de setas variadas
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas de mantequilla
16 gr de piñones
20 ml de Oporto o vino dulce
480 gr de patatas para freír
32 gr de pasas de corinto
1 diente de ajo
1 pastilla de Avecrem caldo de pollo
4 pizcas de pimienta
4 cucharadas de maicena
Perejil picado




PREPARACIÓN

En una cazuela ponemos agua, una pastilla de caldo de pollo Avecrem y un chorrito de aceite de oliva. 
Cuando rompa a hervir añadimos la coliflor (lavada y cortada a trocitos, evitando las zonas duras del tronco), la mantequilla, una pizca de sal y pimienta. 
Pasados 15-20 minutos, cuando la coliflor este cocinada, retiramos del fuego. 
Escurrimos el agua (no toda, podemos dejar un poco para que quede una crema más suntuosa) y trituramos. 

Picamos las setas y las ponemos en una sartén a fuego medio-alto, salteamos unos minutos hasta que estén cocinadas.  
Añadimos a la sartén los piñones, las pasas y el vino. Cocinamos para que evapore el alcohol del vino unos minutos. Retiramos del fuego y reservamos. 

Con un cuchillo bien afilado retiramos la grasa de las pechugas. Las vamos abriendo por el centro, de manera que quede una especie de "mariposa" con las alas abiertas. Para que nos sea más fácil rellenar las pechugas podemos golpear con un cazo las pechugas para que se aplanen.
Sazonamos las pechugas con sal y pimienta. 

Rellenamos las pechugas con las setas y enrollamos para que quede en el centro del rollo de carne. Envolvemos con papel film (bien apretadas) y dejamos en la nevera. 

Pelamos las patatas y las cortamos en láminas bien finas (con un cuchillo bien fino o una mandolina). Las sazonamos con sal, pimienta, perejil y un ajo picado. 

Extendemos un papel film y colocamos las patatas como si fuesen las escamas de un pez, haciendo un tapiz. Sacamos las pechugas rellenas de la nevera y les quitamos el film que las envuelve, las espolvoreamos con maicena. Ponemos una pechuga sobre el tapiz de patatas y con la ayuda del papel  film vamos enrollando las pechugas. Apretamos bien con la ayuda del film y dejamos reposar en la nevera unas horas. Repetimos el proceso con el resto de pechugas.

En una sartén con aceite de oliva freímos a fuego medio los rollos de pechuga cubiertos de patata, con cuidado que no se nos desmonte, hasta que las patatas estén doraditas. 

Pasamos a una fuente y horneamos durante 10-12 minutos a 200º (yo los primeros 6 minutos cubrí la bandeja con papel de aluminio y después lo destapé). 

Para cortar los rollitos de pechuga lo ideal es que estén fríos o del tiempo, así no se nos romperá.

Servimos acompañado de la crema de brócoli.




He de decir que esta receta ha sido un autentico éxito en casa, aproveche que en estas fechas navideñas estábamos unos cuantos en casa para preparar el plato (con la herramienta Calcoklator no me costó nada calcular las cantidades)  y les encantó la receta. De hecho no se creían que fuese pechuga de pollo ya que quedó muy jugosa y tierna (es la eterna lucha con la pechuga, conseguir una receta con la que esta carne no quede estoposa y pesada). Y con el puré de coliflor pasó lo mismo, al cocinarlo con el caldo de pollo Avecrem resultó irresistible!




Este tipo de recetas con carnes rellenas son muy vistosas para cuando tenemos invitados, además son un éxito asegurado porque a todo el mundo le gustan y la carne queda muy jugosa. En el blog podéis encontrar la receta del SOLOMILLO RELLENO DE PUERROS Y SETAS CON SALSA DE CAVA que estoy segura que os va a encantar, no os lo podéis perder! 




No os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER



Comparte en Google Plus
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

2 comentarios :

  1. A mi me pasa lo mismo, siempre veo poca cosa y luego sobra un montón jajaja El pollo buenísimo.

    besos

    ResponderEliminar