SALADITOS



Hoy os traigo una receta super rica y fácil, como hacer en casa "saladitos" o mini hojaldres rellenos que suelen vender en las panaderías a peso y que son puro vicio (yo no compro nunca porque sino no llegan a casa... ¡Me los acabo comiendo por el camino!). Pues bien, imaginaros estos saladitos (que ya de por sí son irresistibles) hechos en casa, calentitos y recién salidos del horno... Ya podéis hacer en cantidades industriales porque no van a durar nada ¡os los van a quitar de las manos!




Es super sencillo preparar este tipo de pastelitos salados, solo necesitamos los ingredientes para los distintos rellenos y láminas de hojaldre. Ya sabéis que soy super fan del hojaldre (sin hornear) de compra ya que se maneja muy bien y va genial para cortar con las distintas formas, esta muy rico y la vida es demasiado corta para hacer algunas masas en casa y entre ellas esta el hojaldre.

Aunque la función principal de esta receta es darnos un homenaje, otra opción es hacer los saladitos cuando tenemos invitados. En este segundo caso podemos preparar los saladitos con antelación, los dejamos en la nevera y horneamos un poquito antes de comer, así estarán recién hechos (y deliciosos).




Respecto a las cantidades de los ingredientes vereis que no he puesto, esto es porque depende de las láminas de hojaldre que vayáis a utilizar, de lo grandes o pequeños que queráis hacer los saladitos, de si los queréis más o menos rellenos... Etc. 
Para que os hagáis una idea os digo las cantidades que he utilizado yo: 
1 Lámina de hojaldre, 4 salchichas frankfurt, 1 lata de atún, 10 tomates cherry, 50 gr de queso, 3 hojas de albahaca y sésamo. 
Como veis no se necesitan grandes cantidades para los rellenos. 
Además necesitaremos también un huevo batido para pintar los hojaldres antes de hornear.
Para hornear los podemos poner todos en una bandeja con papel antiaderente, a 180º durante 10-15 minutos, hasta que los veamos doraditos.




Saladitos de salchicha frankfurt
Cortamos las salchichas frankfurt en trocitos de unos 3 ó 4 cm de largo. Cortamos unas tiras de hojaldre de 2 cm de grosor y enrollamos el frankfurt con ellas.  Pintamos con huevo batido y espolvoreamos unas semillas de sésamo blanco. Horneamos a 180º hasta que esté el hojaldre doradito.




Saladitos capresse
Hay que lavar y cortar los tomatitos, los ponemos en un bol y aliñamos con sal, pimienta y aceite de oliva. Añadimos un puñado de queso rallado y unas hojas de albahaca picada, removemos.
Cortamos unos cuadrados de hojaldre de unos 8 cm de lado apróximadamente, ponemos en el centro una cucharada de relleno y cerramos como si fuese un paquetito, dejamos la parte lisa hacia arriba. 
Cortamos unas tiras de hojas de albahaca y ponemos sobre los saladitos.
Pintamos con el huevo batido y horneamos a 180º hasta que estén dorados. 




Saladitos de atún
Cortamos unos cuadrados de hojaldre de unos 6cm de lado. Ponemos en el centro del hojaldre una cucharadita de atún en lata (en aceite de oliva). Cerramos los paquetitos.
Espolvoreamos por encima con sésamo negro y pintamos con huevo batido. Horneamos a 180º hasta que estén dorados.




Saladitos de sésamo y parmesano
Estos últimos saladitos nos irán genial para aprovechar todos los recortes del hojaldre. Cortamos tiras de 1 cm de ancho y unos 5 cm de largo. Pintamos con huevo y espolvoreamos por encima con queso parmesano, sésamo negro y blanco y una pizca de sal. Retorcemos las tiras para que queden como lacitos. Horneamos a 180º hasta que estén dorados. 




Y por último no os olvidéis de que me podéis seguir en FACEBOOK, INSTAGRAM (no os podéis perder mis stories!!) Y PINTEREST y así no os perderéis ninguna de mis recetas ni novedades, además también podéis haceros seguidores del BLOG, os espero!! Ahora además me podéis encontrar también en TWITTER



Comparte en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario